domingo, marzo 16, 2008

El traje del emperador, o evita los accidentes por lo que más quieras



Queremos hacernos eco de una campaña del Ministerio de Sanidad y Consumo de España, para la prevención de accidentes, dentro y fuera del hogar, y en distintos espacios de ocio. Si lee Vd. el artículo tendrá una información valiosa, y objetiva, para prevenir accidentes de sus hijos o alumnos. Hay una importante encuesta, DADO, con un análisis detallado de 1.671.956 accidentes en España en el año 2004. Este estudio objetivo muestra que las tareas de prevención que han de hacer los adultos son fundamentales. ¿ Cómo es posible que sigan muriendo niños por caerles encima porterías ? ¿ Es tan difícil acondicionar la seguridad de una portería ? ¿Para impedir su vuelco haya que llamar a un Einstein, o es puro descuido ?
Las lesiones producidas por accidentes son la principal causa de muerte en la infancia en Europa. Por si fuera poco, los voceros del TDAH, amenazan a los padres diciéndoles que la condición de sus hijos, el supuesto TDAH diagnosticado mediante cuestionarios basura, les predispone a tener más accidentes. No aclaran si es que el niño tendrá más accidentes, aparte de los que ya tuvo, o más accidentes que el resto de los niños de su edad. Quizás para que los padres se queden con ambas percepciones. De cualquier modo, desplazan hacia el niño, la causa última de su desgracia. Siempre hay un niño chico trepador que pague los platos rotos. Veamos una de esas encuestas, tomada de uno de los muchos cuestionarios basura con que se invaden actualmente las escuelas, en busca del preciado TDAH:
.
VI. ENCUESTA SOBRE ACCIDENTES
.
Para cada ítem: Conteste Sí o No. Luego indique el número de veces que le ha sucedido.
.
Su hijo ha tenido:
.
  1. Heridas que han precisado puntos de sutura

  2. Caídas que han dado lugar a fracturas

  3. Caídas con pérdidas o roturas de dientes

  4. Quemaduras

  5. Intoxicación por ingestión de sustancias químicas (medicamentos, productos de limpieza...)

  6. Semiahogamiento en río, playa o piscina.

  7. Atropello por vehículo a motor

  8. Caídas de bicicleta con herida grave o fractura.

  9. Atragantamiento con una moneda o pieza pequeña

  10. Ha necesitado ingreso hospitalario por alguno de los accidentes anteriores
Comprenderán que cuando un padre y una madre rellenan esta encuesta están haciendo un completo recordatorio de todos los momentos malos que han pasado con su hijo o hija, desde que nació, y si al principio del conjunto de documentos del cuestionario se les ha dicho que el TDAH predispone al niño a tener más accidentes, se coacciona psicológicamente a los padres. Con el modo de formular las preguntas en la encuesta se evita de hacer analizar a los padres las circunstancias que rodearon al accidente. Se aparta la atención de los padres de los componentes objetivos que contribuyeron al accidente, y que podía ocurrirle, y ocurre a cualquier niño. Por ejemplo, un niño cae por unas escaleras que no tienen puerta de seguridad. O como en la imagen de la campaña, se deja unas escaleras en un lugar donde el niño puede acceder a ellas y trepar, pero de las que no podrá bajar. Un niño se quema porque pone la mano en un radiador que no tiene la debida protección, etc. ¿ Hace falta una condición especial para sufrir un "accidente"? ¿ Son siempre tan accidentales los accidentes o podrían prevenirse en gran medida ? ¿ En la edad en que los niños se llevan todo a la boca, necesitará tener TDAH, para llevarse unas monedas a la boca? ¡N0! Pero qué les voy a contar . Las preguntas sí consiguen asustar a los padres y algunos pueden llegar a pensar que los accidentes que ha sufrido su hijo se deba al trastorno que le proponen. Si comparan las preguntas interesadas sobre los accidentes del TDAH en los cuestionarios basura, con la información objetiva y exhaustiva del estudio sobre una muestra de más de 1.600.000 accidentes, apreciarán en seguida el sesgo de las preguntas de los cuestionarios para hacer recaer toda la responsabilidad de los accidentes en el niño, mientras que en el estudio objetivo de la campaña de prevención se comprende que los accidentes tienen múltiples componentes, desde el nivel de rentas de las familias, las medidas de seguridad que adopten los fabricantes de productos, la prevención por parte de padres y cuidadores, el respeto a las normas de circulación, y muchos otros. Los diagnósticos de TDAH mediante cuestionarios basura se parece mucho al cuento El traje del emperador http://www.yosipuedo.gov/kidszone/bedtime/newclothes.html . Aunque parece que en Europa solo el pueblo italiano ha dicho que el emperador va en pelotas, pero parece que ese movimiento se extiende a otros países. Y con especial mordacidad lo ha resumido Beppe Grillo, ese gran cómico italiano, en el vídeo que vuelvo a editar al final del artículo porque no tiene desperdicio.
Evita los accidentes por lo que más quieras


MENSAJE

Las lesiones involuntarias y voluntarias son consideradas como la principal causa de invalidez crónica entre los jóvenes.
En la población infantil, las lesiones producidas por accidentes son la principal causa de muerte en la infancia en Europa. Entre 1 y 14 años de vida ocurre una muerte por lesión en un ratio dos veces superior a la muerte por cáncer, u ocho veces las producidas por enfermedades respiratorias.
La PREVENCIÓN de los accidentes y lesiones debe de estar enfocada en los ámbitos donde se producen los mismos:
Las medidas preventivas para evitarlos deben comenzar desde el primer mes de vida en el entorno del hogar. A partir de los dos años se empiezan a producir los accidentes fuera del hogar.
Una de las misiones más importantes de los padres es ir dándole a su hijo una autonomía progresiva y a la vez una responsabilidad cada vez mayor.
.
LA SEGURIDAD INFANTIL: UN DERECHO
.
La Convención de las Naciones Unidas para los Derechos de la Infancia subraya la responsabilidad social de proteger a los niños y proveer los servicios y ayuda necesarios para ellos. Esto incluye a la causa principal de muerte e incapacidad en la infancia: las lesiones.
La Convención declara que los niños tienen el derecho a recibir los niveles más altos de atención y salud y el derecho a un ambiente seguro. Por lo tanto tenemos el deber de asegurar el derecho a la seguridad infantil por las siguientes razones:
- Los niños no tienen acceso a una información adecuada, no son capaces de entender todo el significado de esa información, aunque la hayan recibido, acerca de los productos que usan y del entorno en el que viven, juegan y se desplazan.
- Con frecuencia muchos de los ambientes en los cuales deben estar, como carreteras, escuelas, áreas de juego e incluso sus hogares, no han sido elegidos por ellos ni por sus padres. Las condiciones socio-económicas en las que viven determinan en gran parte es-tas opciones.
- Los niños y sus padres no pueden evaluar el peligro potencial de muchos productos de la tecnología moderna, especialmente los químicos.
Según la Organización Mundial de la Salud, casi 6 millones de personas murieron en el mundo a consecuencia de lesiones en el año 2002 y se cree que en el año 2020 serán 8.4 millones los fallecidos por esta causa, aumentando la gravedad de las lesiones en todas las poblaciones.
En la Unión Europea, aproximadamente 235.000 personas mueren cada año a causa de lesiones y muchas más sufren lesiones no mortales, con incapacidad permanente o temporal. Ante la importancia de este problema la Comisión Europea con fecha 23 de junio de 2006 ha emitido un comunicado al Parlamento Europeo y al Consejo con el objetivo de desarrollar un plan de acción para recudir la carga de enfermedad y muerte que este problema genera.
Los accidentes y lesiones constituyen la cuarta causa de fallecimientos en la U.E., matando cada año a 235.000 ciudadanos europeos. Cada año, más de 50 millones de ciudadanos deben recibir un tratamiento médico como consecuencia de una lesión y 6,8 millones de ellos son hospitalizados. Las lesiones son después de las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades respiratorias la cuarta causa de muerte en los estados miembros. Los accidentes y las lesiones son la causa de casi siete millones de hospitalizaciones y del 20% de bajas por enfermedad, siendo los niños y los jóvenes los que en mayor número las sufren. Las lesiones involuntarias y voluntarias son consideradas como la principal causa de invalidez crónica entre los jóvenes, privándoles de un gran número de años de vida con buena salud.
La Comisión considera que respecto a las acciones para lograr una Europa más segura el hecho de la prevención de accidentes es una prioridad en los programas de acción de salud pública actuales y futuros, e invita a los Estados miembros a colaborar con la U.E. y dar prioridad a la prevención de accidentes dirigiendo campañas de información y realizando una recogida de datos.
El Plan de acción está dirigido a la seguridad de los niños, adolescentes y personas ancianas. También se centra en los usuarios más vulnerables de las carreteras (ciclistas, peatones y usuarios de transportes públicos…), apoyando así la política de seguridad vial llevada acabo por la Dirección General de Energía y de Transportes (DG TREN) de la Comisión europea. Por último el plan trata la prevención de lesiones deportivas, la auto mutilación (incluido el suicidio) y la violencia interpersonal (violencia doméstica, agresiones...).
Si nos referimos a la población infantil, el problema se agrava más todavía ya que las lesiones son la principal causa de muerte en la infancia en Europa y entre 1 y 14 años de vida ocurre una muerte por lesión en un ratio dos veces superior a la muerte por cáncer, u ocho veces las producidas por enfermedades respiratorias. Diversas investigaciones revelan que por cada muerte de un niño que se produce sólo por lesiones en áreas de juego o en el hogar, otros 160 ingresan en hospitales con una lesión traumática grave y otros 2000 niños son tratados en servicios de urgencias. Muchos miles son atendidos por sus pediatras o en centros de salud por lesiones menos graves.
La carga de la muerte por lesiones en la infancia se distribuye también a distintos niveles. Hay que considerar el impacto socioeconómico de la gestión y tratamiento de las lesiones, que en Europa representa más de cuatro veces el presupuesto total de la U.E... Con la muerte de un niño se pierden también a los más jóvenes de nuestra sociedad y a aquellos que tienen por delante mayor número de años para contribuir como individuos sanos y capaces, pero más importante todavía es que la muerte de un niño tiene efectos devastadores sobre su familia, destruyendo a veces la unidad familiar.
.
FACTORES QUE INFLUYEN EN LOS ACCIDENTES DOMÉSTICOS EN LA INFANCIA
.
Es la infancia la etapa de la vida en la que los seres humanos inician el aprendizaje de su adaptación al medio en el que deberán vivir, y lo hacen de la mano de sus padres o cuidadores quienes, al mismo tiempo que les enseñan, toman las precauciones necesarias para prevenir el daño que pudiera surgir del entorno.
Los hogares son día a día más seguros pero al mismo tiempo, con los avances tecnológicos y la proliferación de productos de consumo, el niño se enfrenta también al desafío de tener que controlar mayor cantidad de objetos cuya mala utilización puede lesionarlo.
Existe una gran relación entre bajos ingresos y mala salud en los países con rentas elevadas. La pobreza puede influir en la lesividad de diversas maneras y aumentar el riesgo de lesiones en los niños. En las viviendas más caras, donde se instalan medidas de seguridad, tales como los detectores de humos, puertas de seguridad y defensas contra el fuego, naturalmente el niño estará más protegido; por el contrario el riesgo de sufrir incendios se eleva en las viviendas más precarias donde existe mobiliario viejo o instalaciones de electricidad o de calefacción en mal estado.
Los factores sociales pueden influir en la capacidad de los padres para supervisar a sus hijos, el grado de madurez, de experiencia y de INFORMACIÓN de los padres, la depresión y la enfermedad y el tamaño de la familia.
Es evidente que no hay un factor único causante de accidentes en el hogar, sino que por el contrario, son múltiples, y día a día van aumentando por los motivos ya expuestos. Dentro de este inmenso conjunto de factores, juegan un papel muy importante los fabricantes de productos de consumo, el grado de responsabilidad y compromiso con la seguridad de la población, en lo que a alimentos, productos de limpieza, mobiliario de baños, cocinas y dormitorios, así como los cristales y las instalaciones fijas de las casas. No es menor la responsabilidad del Gobierno en el control continuo y minucioso de todo ello y en la exigencia del cumplimiento de las normas.
.
ACCIDENTES Y LESIONES INFANTILES EN ESPAÑA: PROGRAMA DADO
.
Con respecto a España la perspectiva de las lesiones y accidentes en la infancia no varía con respecto a los países de nuestro entorno europeo. Según el Programa de Detección de Accidentes Domésticos (DADO), realizado por el Instituto Nacional de Consumo, en el año 2004 se produjeron en España 1.671.956 accidentes en los hogares y en actividades de esparcimiento que requirieron atención sanitaria.
Durante ese período, el 3.9% de la población sufrió algún accidente doméstico o de ocio. El porcentaje de personas que requirieron hospitalización fue de un 3.4% y el tiempo medio de hospitalización fue de 12 días, superior a años anteriores, atribuido a la severidad de las lesiones padecidas por las personas de sexo masculino, cuya media alcanzó al 17% de los ingresos, casi el doble requerida para las de sexo femenino.
En lo que ser refiere a la edad, la mayor incidencia se produce en los hombres entre los 0 y 24 años de edad, produciéndose una inversión estadística a partir de los 45 años, desfavorable para el sexo femenino. Del total de accidentes en el hogar y en áreas recreativas en España, el 14.38% se produjo en la población infantil, entre los 0 y 15 años de vida, incluidos ambos sexos.
En España, según las estadísticas anuales de la OMS (1996-2000) las principales causas de mortalidad infantil por lesiones (0-14 años) son por orden de importancia:
- Accidentes por vehículos a motor 48%: La tasa de mortalidad infantil por accidentes de tráfico en España es de 3.23 por 100.000 habitantes. En las áreas urbanas, la mayoría de las víctimas son peatones. En este grupo, los niños y los ancianos son los más vulnerables.
Las evidencias demuestran que los sitios más peligrosos son los semáforos sin señales para los peatones. En este caso, el riesgo de que se produzca un atropello aumenta en un 75%. Más aún, en algunos casos en que existen pasos peatonales debidamente señalizados y regulados por semáforos, el tiempo permitido para el cruce es tan escaso, que las personas con movilidad disminuida afrontan un riesgo elevado de ser atropellados, sobre todo en vías de circulación rápida y/o intensa. Es fundamental planificar adecuadamente los tiempos para el cruce de peatones.
- Otros transportes 2%
- Otras lesiones no intencionadas 21%:
Dentro de este amplio capítulo podemos referirnos entre otros al atragantamiento, asfixia y estrangulamiento, que aunque son menos frecuentes que otras lesiones tienen gran importancia ya que a menudo producen la muerte por obstrucción de la vía aérea y problemas respiratorios. El atragantamiento ocurre más frecuentemente con objetos pequeños y atractivos, que incluyen globos, monedas, partes pequeñas de juguetes, trozos cilíndricos o redondos de alimentos y partes no comestibles de los mismos.
La asfixia se produce por falta de oxigeno, debido a bolsas de plástico, atrapamiento en espacios y contenedores cerrados…….
El estrangulamiento se produce por compresión externa de la tráquea producida por cintas de tejidos, barras de las cunas, correas de las ventanas o cuerdas de tender la ropa.
- Ahogamientos 13%: Los más vulnerables son los niños varones de 1 a 4 años. Este episodio coge por sorpresa a muchas personas, pues es silencioso, sucede en segundos, a veces con sólo dos centímetros de agua. Se ha calculado que por cada muerte por ahogamiento en la infancia, aproximadamente 140 niños son hospitalizados y otros 20 son atendidos en urgencias y dados de alta. Sin embargo entre los que sufren inmersión la mortalidad llega al 50%, la conciencia se pierde a los dos minutos y el daño cerebral irreversible se produce después de 4 a 6 minutos.
Por lo tanto la prevención es el arma principal que tenemos para reducir esta mortalidad y los ingresos por ahogamiento. Los lugares comunes donde ocurren los ahogamientos son: bañeras en el hogar, piscinas (las piscinas privadas valladas proveen un 95% más de protección ante un ahogamiento), estanques, arroyos, lagos o ríos y el mar.
- Caídas 6%: Las caídas en los niños son el principal motivo de consulta en los servicios de urgencia en este grupo de edad. El tipo más común de caídas que requieren un ingreso son aquellas que se producen desde un nivel a otro, tales como cambiadores de bebés, escaleras sillas, camas, literas, ventanas, balcones y juegos en parques. Las caídas que producen la muerte o lesiones severas, se deben generalmente a precipitaciones desde segundos pisos o ventanas altas, balcones o escaleras. Aunque las caídas son la primera causa de ingresos hospitalarios en la U.E, deberían realizarse más y mejores esfuerzos para adoptar medidas sencillas como cambiar los pañales en niveles bajos, supresión de tacatás o andadores en niños pequeños….
- Fuego 3%: La causa principal de muerte por quemaduras es el fuego en los incendios de los hogares. Las quemaduras severas requieren múltiple ingresos y tratamientos muy prolongados y `pueden producir discapacidad y desfiguración importantes. Las escaldaduras y quemaduras por contacto afectan más a varones menores de 2 años, y se producen sobretodo al derramarse líquidos calientes y agua del grifo, tocando objetos calientes, como planchas o radiadores o utilizando cerillas o mecheros abandonados por los adultos.
- Envenenamientos o intoxicaciones 2%: Los niños de cinco años y menores son el grupo más expuesto al envenenamiento; los niños entre 9 meses y dos años son especialmente vulnerables. La curiosidad y el deseo de meterse todo a la boca, hace que los niños estén mucho más expuestos que los adultos. Hay que destacar que más del 90% de las intoxicaciones sucede en el hogar o su entorno. Muchos productos habitualmente usados en los hogares pueden intoxicar aun niño: productos de limpieza, alcohol, pesticidas, medicinas y cosméticos. La ingestión de estos tóxicos en la infancia, produce graves consecuencias dada la rápida metabolización de las sustancias y su poca capacidad para neutralizarlas.
- Suicidio 2%: El intento de suicidio en un niño o un adolescente es tan angustioso que les impide ver que hay otras opciones mejores. Su dolor emocional puede estar relacionado con conflictos familiares, escolares o en sus relaciones interpersonales, con abuso sexual o emocional y con estrés.
Por todo lo anterior se hace indispensable que se incrementen las acciones preventivo-educativas ya que los accidentes no son tan inevitables ni son tan accidentales. La única forma de prevenirlos es saber cuándo pueden ocurrir, y actuar en este sentido, por lo que la PREVENCIÓN de los accidentes y lesiones debe de estar enfocada en los ámbitos donde se producen los mismos.
.
RECOMENDACIONES PARA PREVENIR ACCIDENTES DENTRO Y FUERA DEL HOGAR
.
Es indispensable que se incrementen las acciones preventivo-educativas ya que los accidentes no son tan inevitables ni son tan accidentales.
La única forma de prevenirlos es saber cuándo pueden ocurrir, y actuar en este sentido, por lo que la PREVENCIÓN de los accidentes y lesiones debe de estar enfocada en los ámbitos donde se producen los mismos.
.
Prevención de Accidentes en el HOGAR
.
- Las caídas y golpes: las medidas preventivas para evitarlos comienzan desde el primer mes de vida, ya que los niños empiezan a darse la vuelta desde muy pequeños, por lo que no se les debe dejar solos en ninguna superficie en la que pueda rodar y. caerse. El bebé pasa mucha horas durmiendo y por eso la cuna es el primer elemento a revisar (altura, separación de barrotes, colchón). A partir del año las habitaciones más peligrosas son por este orden: cocina, cuarto de baño, sala de estar y dormitorios. Si la casa tiene escaleras hay que poner especial atención (puerta de seguridad). También es conveniente instalar rejas en las ventanas, que se puedan abrir por un adulto en caso de incendio, y aumentar la altura de la baranda de balcones y terrazas,..
- Quemaduras: Se pueden evitar regulando la temperatura del agua, protegiendo estufas y radiadores, evitando la entrada a la cocina ya que esta es una habitación especialmente peligrosa (fuegos, mangos de sartenes, líquidos calientes, planchas...)
- Ahogamiento: Nunca debe dejarse al niño solo en la bañera ni con cualquier recipiente con agua. Los niños en cualquier tipo de piscina tienen que bañarse con supervisión de un adulto responsable. Todas las piscinas públicas y privadas deberían tener una valla alta rodeándolas totalmente, con una cerradura de seguridad que impida el acceso a todos los niños cuando no haya un adulto vigilando.
- Envenenamientos (medicamentos, productos de limpieza etc...) Los medicamentos siempre deben colocarse en alto y en un armario cerrado con cerradura de seguridad. Las bebidas alcohólicas deben de guardarse en armarios con llave, en lugares inaccesibles para los niños. Los productos de limpieza y sustancias químicas se deben guardar en sus envases originales, a ser posible con tapón de seguridad, no se deben poner nunca en botellas de agua o de otras bebidas pues se pueden confundir y producir un envenenamiento.
Estos productos, incluidos los detergentes de lavadoras y lavavajillas, así como los de jardinería o los de cosmética, deben estar en armarios con cerradura de seguridad.
- Asfixia, atragantamiento y estrangulamiento: Evitar bolsas de plástico al alcance de los niños, es conveniente anudarlas antes de tirarlas. No dejar al alcance de los niños objetos de pequeño tamaño (juguetes, monedas, pilas de botón…). No deben ingerir frutos secos los niños menores de 5 o 6 años. -
.
Prevención de Accidentes fuera del HOGAR:
.
A partir de los dos años se empiezan a producir los accidentes fuera del hogar, pero es en la edad escolar cuando se producen la mayor parte de los mismos. Una de las misiones más importantes de los padres es ir dándole a su hijo una autonomía progresiva y a la vez una responsabilidad cada vez mayor. Para ello se debe intervenir en:
- Educación vial: Se le debe explicar al niño el daño que pueden producir los coches y de-más vehículos, y que por lo tanto nunca debe cruzar una calle sin ir agarrado de la mano de una persona adulta hasta que él sea mayor. Se le debe enseñar los diferentes símbolos y colores de los semáforos. Dentro del vehículo hay que exigir al niño que lleve el dispositivo de retención específico para su edad y explicarle su utilidad. Desde pequeños deben aprender que en una moto el casco es la línea que separa la vida de la muerte, por si en el futuro montaran en ese tipo de vehículo. Cuando monten en bicicleta deben usar siempre casco, pues es la mejor forma de que una caída menor no se convierta en una lesión cerebral importante. Bajo ningún concepto puede un niño ir en los asientos delanteros o en brazos de un adulto. El niño no puede ir suelto en el coche y siempre deberá utilizar las sillitas o dispositivos de retención homologados y adaptados a cada uno. - Parques y lugares de esparcimiento: Las diferentes atracciones del parque de juegos deben estar en buen estado, sin bordes cortantes, oxidados...Hay que enseñar al niños a utilizar y comportarse en cada una de ellas (columpios, toboganes.....) .
- Piscina y playa: debido a la rapidez con la que un niño puede ahogarse, no hay que perderles de vista en ningún momento, los manguitos y flotadores no sustituyen la vigilancia de un adulto. A los niños que sepan nadar hay que advertirles de que es preciso conocer la profundidad del lugar donde se bañan para evitar accidentes al chocar contra el fondo, ya que pueden ocasionarles lesiones en la columna y quedar tetrapléjico o parapléjico (¡cuidado con las zambullidas!).
- Colegios y guarderías: deben de cumplir todos los requisitos de seguridad en cada una de las dependencias. - Deportes: Son frecuentes las lesiones deportivas de los escolares por choques, caídas, torceduras.....Los escolares de menos de 10 años se suelen lesionar jugando entre sí o montando en bicicleta, monopatín..., pero los mayores de esta edad se accidentan normalmente jugando a deportes organizados.

.
Un documento gráfico curioso.
Beppe Grillo haciendo campaña en Bolonia al Parlamento Europeo.