martes, julio 29, 2008

Alteraciones de la funcion nominativa del lenguaje en lesiones del lobulo temporal (afasia acustica y acustico mnesica)

A.R. Luria nos sigue diciendo que pueden producirse perturbaciones igualmente graves en el aspecto nominativo del lenguaje por trastorno en cualquiera de los tres sistemas siguientes: acustico-gnosicos, viso-gnosicos y de elaboracion de sintesis simultaneas.
.
1. Alteraciones de la funcion nominativa del lenguaje en lesiones del lobulo temporal del hemisferio izquierdo (dominante)
.
1.1. Alteraciones de la funcion nominativa en la afasia temporal (Subtipo I: Acustica)
.
Un paciente con alteracion de la audicion fonemica, resultante de una lesion del lobulo temporal, no puede repetir ni recordar palabras. La inestabilidad y el estado difuso de las imagenes auditivas de las palabras junto con la “perdida de los significados de las mismas”, pueden ser tan grandes que el paciente sea completamente incapaz de recordar las palabras apropiadas. En algunos casos el trastorno es tan grave que el paciente es incapaz de acordarse de ninguna parte de la palabra aproiada, por ejemplo: “Bueno … este … ya los se … mmm … bueno …”. En otros casos, pronuncia varios fragmentos fonemicos de la palabra, pero son a menudo inapropiados y expresan solo la pauta general de entonacion de la palabra. Los sonidos que recuerda no son estables. Por ello, al tartar de recomponer el resto de la pauta, incurre en variaciones cada vez mas erroneas, que a veces conservan uno u otro component de la pauta sonora original. En sus intentos para hallar y retener la pauta sonora correcta, el paciente con frecuencia se pierde en la pronunciacion de palabras significativas que suenan de forma parecida a la que busca. Asi, lo que era una parafasia literal (distorsion de la estructura fonemica de la palabra) se convierte en una parafasia verbal (sustitucion de la palabra correcta por otra). La imagen auditiva de la palabra que el paciente busca es muy imprecise, hasta el punto de que aunque se trate de ayudarle apuntandole casi la palabra la palabra entera, es posible que todavia no la reconozca o no la recuerde. Una ilustracion de una respuesta parafasica literal ante el dibujo de una cajita (futjar) podria ser la siguiente: “Fljurt … fljar … fultjar … fulter … fljar … flir … fljur …”, etc. Una respuesta parafasica verbal a la palabra “pila” (sierra) seria: “Zeleso (hierro) … lopata (pala) … net no lopata (no, pala no) … lita (sierra) … plita (losa) … net ne plita (no, losa no) … pila (sierra) … pilo … pila (sierra) … zeleznaja pila (sierra de acero)”. El primer tipo de parafasia es auditivo, el segundo es semantico. Es importante destacar, sin embargo, que la parafasia semantic continua poseyendo vestigios de un grave trastorno de la estructura interna de la palabra. Dado que las raices de las palabras se ven mas gravemente perturbadas que que las partes gramaticales (sufijos, prefijos, etc.), las parafasias “verbales” se caracterizan por un tipo particular de “contaminacion”. Los appendices gramaticales de la palabra se combinan con la raiz de alguna otra palabra para producer, por ejemplo, “konfetnik” (sin sentido) en vez de “kofejnik” (cafetera); “stixtuski” (sin sentido) en vez de “castuski” (pareado); o “plokhoda” (combinacion de las palabras “plokhaja” y “pogoda” (“mal” y “tiempo”) en lugar de “dozdlivaja pogoda” (tiempo lluvioso).
Los mecanismos psicologicos subyacentes a tales ontaminaciones han sido estudiados por E.S.Bejn, S. M. Blinkov y otros. El trstorno de la constancia de las imagenes de las palabras conduce en muchos casos a una reorganizacion radical del mismo proceso de denominacion. El paciente puede reemplazar inconscientemente la palabra paropiada por una que refleje un rasgo importante de una situacion dada. Por ejemplo, puede decir: “La enfermera no se acerco al nino durante mucho tiempo”, en vez de “…no se acerco al paciente durante mucho tiempo”. M. S. Lebedinski ha destacado que estas parafasias solo pueden comprenderse si se tiene en cuenta la situacion global en que se producen.
Es importante destacar que en los casos que hemos descrito, las parafasias literales y verbales pueden aparecer conjuntamente. La ocurrencia de una y otra en una situacion dada depende de la actitud del paciente. Si hace uso de las imagenes auditivas fragmentarias que conserva, sus intentos para hallar las pautas sonoras correctas provocaran parafasias literals. Si abandona este intent y trata de expresar los mismos significados con otras palabras, produce parafasias verbales. A veces, ambas estrategias se dan simultaneamente, y la parafasia resultante es muy compleja.
Los pacientes de este grupo tienden a compensar su dificultad en la denominacion directa de los objetos produciendo los nombres apropiados en contexto verbo-motores comunes. Por ejemplo, al tratar de encontrar la palabra “lopata” (pala), este paciente puede decir: “lozka (cuchara) … net, ne lozka (no, cuchara no) … koska (gato) … net (no) … taska (sin sentido) … net, net (no, no) … ze … zeleznyj (hierro) … zeleznaja lopata (pala de hierro) … vot (alli)”. O al tratar de pronunciar la palabra “lampa” puede decir: “Eto (este) … kak eto (como funciona), nu (bueno) … ke … kerosin … (petroleo) … ent, ne kerosin (no, petroleo no) … a etot (sino esto) elektricetsvo (electricidad) … !elektriceskaja lampa! (!lampara electrica!)».
.
1.1. Alteraciones de la funcion nominativa en la afasia temporal (Subtipo II: Acustica mnesica)
.
El trastorno basico que constituye la base de la perdida de la funcion nominativa del lenguaje no es siempre la perdida de los esquemas auditivos de las palabras. Se ha descubierto que las lesiones de las partes inferiores del area temporal izquierda (generalmente resultante de los abscesos de las heridas localizadas en la tercera circunvolucion temporal) alteran la facultad de hallar las palabras, no tanto al reducer la precision de los esquemas auditivos como al producer una inconstancia general de dichos esquemas. Asi, el paciente con un trastorno acustico-mnesico no incurre en parafasias literales, que indicarian la perdida de los esquemas auditivos de las palabras. Por lo mismo es incapaz de hallar las palabras y puede producir una serie de parafasias verbales. El mecanismo de este trastorno esta enraizado en la esfera acustico-gnostica, de manera que si se apunta al paciente con parte de la palabra correcta generalmente ello no le sirve de ninguna ayuda. Aun cuando el paciente encuentre la palabra correcta, esta es muy inestable; si se le presenta el mismo objeto varios minutes mas tarde, debe realizar de Nuevo el dificil proceso de memorizacion igual que antes. En este caso el trastorno de la funcion nominativa del lenguaje surge de una perturbacion de la precision y estabilidad de los esquemas verbales auditivos.
(Continuara)