martes, noviembre 25, 2008

La elección de Lorna Wing y sus efectos: ¿Síndrome de Luria o Síndrome de Asperger ? El caso de Solomon Veniaminovich Shereshevsky.

A.R.Luria es el tercero, de pie, por la izquierda. L.S. Vigotsky el tercero, de pie, por la derecha.


A.R.Luria escribió el texto sobre el caso del paciente Solomon Veniamovich Shereshevsky al que atendió y estudió durante treinta años.

Arriba: a la izquierda, Bleuler; a la derecha, Kanner. Abajo: A la izquierda, Asperger; a la derecha, Lorna Wing.
.
(Borrador)
Lorna Wing, psiquiatra, eligió la estela de Bleuler, Kanner y Asperger... no sólo para dar nombre al síndrome de los pacientes que describe en su artículo, "Asperger's Syndrome: a Clinical Account" (1981) sino para hacer unas descripciones muy genéricas, la famosa tríada de Wing... han contribuído grandemente al estudio superficial del síndrome, que se limita en lo diagnóstico a la mera adscripción de pacientes a grupos clínicos... separa el tratamiento y la rehabilitación completamente del diagnóstico, al obviar la necesidad de estudiar las causas básicas neuropsicológicas que subyacen a las heterogéneas alteraciones funcionales de cada paciente... alteraciones que no tienen ... Diagnóstico y tratamiento se vuelven ajenos ... Afortunadamente, Lorna Wing, en su madurez, ha reconsiderado su elección inicial...
(continuará)
Como puede comprobarse en su artículo de 1981, Lorna Wing comprendió que A.R.Luria había descrito y estudiado ya desde 1920, y por espacio de 30 años, a un paciente adulto, Solomon Veniaminovich Shereshevsky, cuyos rasgos coincidían con un sujeto adulto con síndrome de Asperger...Sin embargo obvió el acercamiento al síndrome desde la base firme de la neuropsicología y prefirió la mera descripción de los sujetos que el análisis cualificado de las alteraciones funcionales de cada paciente...
It is possible that some people could be classified as suffering from Asperger syndrome because they are at the extreme end of the normal continuum on all these features. In others, one particular aspect may be so marked that it affects the whole of their functioning. The man described by Luria (1965), whose visual memories of objects and events were so vivid and so permanent that they interfered with his comprehension of their significance, seemed to have behaved not unlike someone with Asperger syndrome. Unfortunately, Luria did not give enough details to allow a diagnosis to be made.
Traducción automática
Es posible que algunas personas podrían ser clasificadas como el sufrimiento de síndrome de Asperger, ya que se encuentran en el extremo de la normal continuidad de todas estas características. En otros, un aspecto en particular puede ser tan marcado que afecta al conjunto de su funcionamiento. El hombre descrito por Luria (1965), cuya memoria visual de los objetos y los acontecimientos son tan vívidos y de manera permanente que interfiere con su comprensión de su importancia, parece que no se han comportado a diferencia de alguien con el síndrome de Asperger. Lamentablemente, Luria no dar suficientes detalles para permitir conocer el diagnóstico que se hizo.
.
Es evidente que Luria da una descripción tan detallada de su paciente Solomon que permite a Lorna Wing afirmar que "parece que no se ha comportado de modo diferente de alguien con síndrome de Asperger". La queja siguiente de Lorna Wing "Lamentablemente ... carece de fundamento pues si bien Luria no pone un nombre a lo que sucede a su paciente, al modo que hizo Asperger al grupo de niños que estudió, a cuyos síntomas puso el nombre de psicopatía autística, el estudio de Luria sobre Salomon es enormemente más detallado que cualquiera de las descripciones que hace Asperger de cualquiera de sus pacientes o la propia Lorna Wing con los suyos. Por lo tanto, y siguiendo la tradición que suele poner a la primera descripción clínica diferenciada el nombre de su autor, sería más adecuado llamar síndrome de Luria a lo que se llama actualmente síndrome de Asperger. Comprenderán que Luria jamás permitiría semejante proposición pues sería ajeno a su método de exploración, diagnóstico y tratamiento incluir bajo el mismo rótulo diagnóstico a sujetos que tuvieran en común dificultades de interacción social, comunicación e imaginación, sin discernir la causa o causas básicas no ya de comportamientos sino de las alteraciones de las distintas funciones psicológicas superiores o de la especial correlación de sistemas funcionales complejos. Las causas que hacen que un niño con diagnóstico de Asperger tenga dificultades de comprensión lectora pueden ser completamente distintas de la de otro niño con idéntico diagnóstico. Es en ese camino hacia la individualización diagnóstica lo que puede permitir desbrozar con eficacia los obstáculos que se alzan al desarrollo de cada niño. La especialización diagnóstica no consiste únicamente en saber diferenciar si un niño debe ser diagnosticado como autista o como Asperger, sino en saber el por qué de asuntos mucho más sutiles y que se resisten a una explicación fundada. La descripción, por desgracia, sustituye al análisis. Por ejemplo, la falta de contacto ocular, se atribuye sin más a una especie de segunda naturaleza de estos niños. Sin embargo, para según qué niño, puede resultar más eficiente para comunicarse fijarse en la boca del interlocutor como método de compensación de una deficiente audición más que como Dios sabe qué. El texto de Luria nos ilustra de causas insospechadas que pueden estar en la base de dificultades para comprender poesías tal y como le ocurría a Solomon. Las subcalificaciones clínicas, por llamarlas de algún modo, a que aboca el modo de proceder descriptivo son igual de estériles. Autismo de alto funcionamiento o de bajo funcionamiento son expresiones que por sí solas muestran lo desenfocado del modo de proceder, tanto que deja fuera del objetivo lo que debiera ser del mayor interés. Hace poco he leído de una chica con Asperger, burlándose de esos términos, que el autismo de alto funcionamiento obvia las deficiencias que persisten en el sujeto, y que la definición de autismo de bajo funcionamiento omite las capacidades. Toda una lección para sabios...A ver si encuentro la cita exacta.
(Luria, A.R. (1965). The Mind of Mnemonist (trans. L. Solotaroff). Jonathan Cape: London. 1969.):
Como tendremos ocasión de estudiar la proyección del estudio de A.R.Luria abre ...
DSM-IV-TR...
(Continuará)