domingo, noviembre 09, 2008

Cortar y pegar. El problema de los campos semánticos. Síndrome de Asperger V

.
.
.

Las muestras de habla ajenas como unidad básica del lenguaje
.
El 6 de diciembre de 2005 publiqué un artículo sobre el lenguaje ecolálico en niños con diagnóstico de autismo y hoy he encontrado el testimonio de una persona con síndrome de Asperger que nos confirma la naturaleza de las dificultades que les hacen recurrir a ese método de "cortar y pegar" fragmentos de lenguaje ajeno como medio para compensar su incapacidad de generar oraciones seleccionando palabras y formulando sintagmas y oraciones bien formadas. En la medida que hay técnicas neurolingüísticas para rehabilitar esas deficiencias de generación del lenguaje es imprescindible huir de tantos lugares comunes que consideran las características que presentan estos niños como una segunda naturaleza en vez de descubrir que lejos de ello indica que subyace un problema bien definido que urge corregir y que, a falta de medios de rehabilitación externos, los propios niños resuelven como pueden empleando del mejor modo posible los recursos que tienen al alcance de su mano.

COMO TRANSFORMAR LA ECOLALIA EN LENGUAJE CREATIVO.

1. Las muestras de habla ajenas, unidad básica del lenguaje autista.

Muchos niños diagnosticados como autistas o con trastorno generalizado del desarrollo son capaces de repetir el lenguaje de los demás, mientras que no son capaces de producir lenguaje propio. Así expresado este fenómeno resulta contradictorio, pues el lenguaje repetitivo también es una producción propia. Precisamos que en el lenguaje repetitivo la unidad básica del habla es una muestra de habla ajena, mientras que en el lenguaje de un niño normal sus muestras de habla son generaciones que utilizan la unidad básica de la lengua, la palabra. El niño autista utiliza su memoria audioverbal y el repertorio de muestras de habla ajena que contiene. No consigue, por sí sólo, actuar sobre los elementos básicos de la lengua. El niño normal consigue seleccionar las piezas básicas de la lengua y es capaz de situarlas convenientemente para servirse de ellas. El niño autista sólo puede servirse del producto original de otro. El niño normal accede al dominio de los procesos de producción de muestras originales de habla. El niño autista accede al dominio de los productos ajenos. Este modo de distinguir el habla ecolálica del habla normal es más productivo teorícamente que las distinciones que podamos hacer del habla ecolálica en función de diversos criterios: por el tiempo que transcurre entre la audición de la muestra original y su reproducción (inmediata/diferida); por la oportunidad (acontextual/textual); por la fuente (de un interlocutor/de una película/de una fuente de voz); por la intención (voluntaria/ involuntaria)...
.
(Marisa es la traductora del artículo de Asperger8 que hay más abajo y me manda la siguiente e importante aclaración)
.
En la traducción del texto de Asperger 8 square, hay una palabra que pertenece a uno de sus scripts: FINE.
A la pregunta que se le hace de que tal le ha ido el trabajo, él responde con distintas palabras, una de ellas es "fine ". En Inglés, esta palabra tiene distintos significados pero se pronuncia exactamente igual independientemente de sus distintos significados.
En la traducción, cuando se refiere a la conversación con uno de sus profesores, "fine" tendría el significado de "bien", pero cuando hace mención al capítulo de " ley y orden" significaría "multa" en el contexto en el que está la serie y por lo que se desprende de la propia traducción. En español esto era muy difícil de traducir porque es evidente que en nuestro idioma ambas palabras son completamente distintas. Pero igualmente esto sería comparable a lo que en español ocurre con hoja del árbol y hoja de un libro. Lo verdaderamente importante y lo que deja claro el autor del artículo es que como ambas se pronuncian igual, el significado no importa, porque para él, todo es lo mismo.

Espero no haberme extendido mucho, recorta, modifica o lo que creas conveniente.
Bye Coach!
Marisa
.
Esta es la aclaración que me manda la traductora y que pone de relieve otro importante asunto, el de la formación de campos semánticos, donde las palabras se agrupan por significados. Este resultado no siempre se alcanza y en determinados sujetos prevalece la agrupación de palabras por similitud de sonidos y no de significados. Este último hecho perjudica gravemente el curso del pensamiento como nos dice el autor de Square8. La palabra FINE que él usa en uno de los SCRIPTS lo conduce a un plano de sentido equivocado, proceso que él puede autoobservar pero que no puede evitar. Por eso nos dice que no es él el que responde al profesor. Con ello nos indica un extraño y contradictorio fenómeno. Por un lado, la elección de la palabra es adecuada como respuesta a la pregunta: ¿Qué tal el día? Bien (en inglés, FINE); por otro, el plano de sentido de donde se extrae FINE es inapropiado pues en el contexto de extracción de esa palabra, una película de "Ley y Orden" , significa multa (pena, sanción). La pregunta propicia la respuesta adecuada pero remite inmediatamente al sujeto a un plano de sentido equivocado circunstancia esta última de la que aun siendo consciente no puede evitar. De ahí la paradoja que explica el autor. Se da cuenta que el profesor ha dado por buena su respuesta pero el estudiante sabe que la respuesta no es apropiada desde el plano del sentido. Ha respondido con un sinsentido. Ver sobre este asunto
Campos semánticos y autismo.

Traducción Artículo del blog Aspergersquare8

Parece que una de las cosas mas difíciles de entender para las personas “normales” acerca del autismo es la forma en que las habilidades aparentemente pueden cambiar de la noche a la mañana, asi, por ejemplo, ayer hablé muy bien, esta mañana apenas me las arreglo para juntar una frase. Entiendo el escepticismo, me ha pasado. Antes sabía mucho sobre autismo, es una de las cosas que más me hizo dudar de mi mismo y cuestiona mi salud mental. Esto no se aplica solamente al discurso hablado y no afecta solo a términos cortos que cambian. Este es justo el aspecto de mi vida del que he elegido hablar hoy.
Algunas de las personas que interactúan conmigo están familiarizadas con algunos de los guiones ( scripts ) que utilizo en uno de esos días en los que el discurso es difícil, pero mayormente, asumen a menos que les diga otra cosa, que hago esto no para ser gracioso o molesto. Los guiones son distintos de las cosas que son simples o graciosas de decir. Tonterías, silabas y simples hechos aleatorios ( 7 veces 7 es 49 ) entran dentro de esta última categoría. Repeticiones más complejas de líneas sacadas de películas, canciones, programas de televisión o conversaciones recientes son más probablemente un intento de comunicar algo. Algo curioso al respecto: Algunas veces soy completamente inconsciente de lo que este “algo” es hasta mas tarde, cuando estoy solo y soy capaz de procesar la situación. Es apenas un claro caso de lo que la mayoría de las personas consideraría simbolismo, donde una cosa es sustituida por otra, es mas parecido a algo tangencial o imprecisamente asociativo. Una de las formas más comunes es asi:
Primero alguien hace una pregunta y no puedo pensar como responderla. O algunas (igualmente válidas) respuestas concurren para ser dichas y confunden mi habilidad para elegir. O no puedo en ese momento descubrir lo que quiere decir la pregunta. He intentado diciendo” No sé lo que significa eso o “no sé como responderte” pero esto tiende a enfadar a muchas personas e incluso (quizá especialmente) a los terapeutas y otros tipos útiles me han acusado de mentir en estos casos. Otras veces puedo ser incapaz de formular ni siquiera algo parecido a una respuesta.
Algunas veces sin embargo la respuesta aparece tan fácilmente como imagino que la mayoría de las respuestas lo hacen para la mayor parte de las personas, que es, casi automáticamente. Solo que la respuesta no viene de mí. Es uno de mis guiones, el cual puede o no tener sentido para mi interlocutor. La respuesta a ¿Cómo te ha ido el día hoy? Podría ser ¿lo que, lo que? (Sacado de un poema de Frank O´hara) o “asafétida” (una especia que aparecía varias veces en un programa televisivo de cocina de los años 80) luego de nuevo podría ser “bien”, pero lo que la gente no sabe es que no es el actual bien, sino de una conversación que tuve con un profesor en el instituto o un bien “cortado” del episodio de la noche anterior de ” ley y orden”. Hay estratos de significado que no están expresados y que no son asequibles para mí a lo largo del discurso (aunque posiblemente podría escribir acerca de ello si tuviese una razón para hacerlo) Por supuesto todo va mejor cuando la respuesta es bien, mas que asafétida. Nadie cree que estoy siendo un listillo, aunque podrían desear más información. Y sin embargo no le he respondido auténticamente. La respuesta es “cortar y pegar”. Aun así el interlocutor cree que he hecho un esfuerzo legítimo para conversar. De hecho se pueden dar conversaciones largas y creíbles, desconocido para el interlocutor es que muchos retazos están ensartados sin propósito y en algunos casos, es mejor que no sospechen nada de esto. La idea es extraña para los no autistas y podría perturbar a alguien que podría asumir que la utilización de “guiones” en mi discurso indica que toda la interacción no ha tenido sentido para mí. De hecho he experimentado una agradable y cómoda experiencia, imaginando que otra persona entendía lo que quería decir. Cómo el / ella imaginarían que yo podía encontrar confusa una simple pregunta ¿Qué tal el día?
Siempre he entendido que la mayoría de las personas charlan sobre hábitos y la ansiedad de ser vistos/oídos, que no entiendo realmente si no es a través de que estos rituales van más allá de la misteriosa fuerza de los lazos sociales.
De modo que cuando hablo de esta manera y cuando los guiones correctos son seleccionados, la gente que me rodea se siente oída, segura y comprendida. Lo que me parece más curioso, es que parece que perciben mi discurso más auténtico o válido en esos momentos que utilizo mis guiones que en las otras ocasiones, cuando hago un duro esfuerzo para hacer lo que naturalmente sale a los NTS (neurotípicos) generando frases de la nada.
Cuando hago esto, incluso en un “buen” día comunicativo, es un duro trabajo. Cuando realmente estoy hablando mi discurso es pesado, lleno de largas pausas, carente de referentes, vueltas atrás y pensamientos entre paréntesis. La tal lentitud del proceso desencadena tanto molestia como recelo en muchas personas. Existe una idea falsa y peligrosa de que hacer pausas y pensar sobra algo da lugar a la falsedad. No están acostumbrados a tener que construir laboriosamente el lenguaje hablado, así que ¿porque deberían encontrarlo tan difícil a menos que alguien estuviese intentando inventar cosas?
Ellos me han visto hablar con fluidez, facilidad, inteligentemente y asumen que era él “yo” real porque está más próximo a lo que conocen acerca de ellos mismos.Si no es falsedad, la lentitud de mi discurso podría tomarse por nerviosismo.- Relájate, podría decirme alguien ”Solo sé tu mismo” es algo que he oído unas cuantas veces, irónicamente, en ese preciso momento, era exactamente lo que estaba haciendo.

Monday, July 16, 2007

It seems that one of the hardest things for typical people to understand about autism is the way skill sets can seemingly change overnight, so that although, for example, I spoke very well yesterday, I can barely manage to put a sentence together this morning. I understand the skepticism I’ve encountered about this; before I knew much about autism, it’s one of the things that most made me doubt myself and question my sanity. This doesn’t apply only to speech and it isn’t always about short term changes either. That’s just the aspect of life I’ve chosen to talk about today.
Some of the people I interact with on a regular basis are familiar with some of the scripts I use on days when speech is hard, but mostly, they assume unless (and sometimes even if) told otherwise that I do this to be either funny or annoying. Scripts are different from stimmy things that are just relaxing or invigorating to say. Nonsense words, syllables and simple random facts (seven times seven is forty-nine) fall into the latter category. More complex repetitions of lines from movies, songs, TV shows or earlier conversations are more likely an attempt to communicate something.A funny thing about that: sometimes I am completely unaware of what this “something” is until later, when I am alone and able to process the situation. It’s hardly ever a clear cut case of what most people would consider symbolism, wherein one thing substitutes for another; it’s rather more tangential or loosely associative.One of the common forms goes like this:
First someone asks a question and I can’t think how to answer it. Either several possible (equally valid) answers compete to be said and confound my ability to choose, or I can’t, at the moment, figure out what the question means. I’ve tried saying “I don’t know what that means”, or “I don’t know how to answer you”, but this tends to anger many people and even (perhaps especially) therapists and other “helpful” types have accused me of lying in these cases. Other times, I may be unable to formulate even that much of a response.
Sometimes, though, the answer comes as easily as I imagine most answers do to most people, that is, almost automatically. Only the answer isn’t “from” me. It’s one of my scripts, which may or may not make sense to the other person involved. The answer to “How was work today?” might be “what of ‘what of'' ?” (from a Frank O’Hara poem) or “asafetida” (a spice referenced frequently in a cooking show I watched in the 80s). Then again it might be “fine”, but what people don’t know is it isn’t today’s “fine” but from a conversation I had with a teacher in high school or a “fine” clipped from last night’s Law and Order episode. It has layers of meaning which are not expressed and are not available to me through speech (though I could possibly write about if I had a reason to do so).Of course, things go more easily when the answer is “fine” rather than “asafetida”. No one thinks I am being a smartass, though they might wish for more information. Yet, I haven’t answered any more authentically. The response is “cut and paste” whether or not the listener thinks I have made a legitimate effort to converse. Indeed, very long and credible conversations can be made up, unbeknownst to the conversational partner, of many of these bits and pieces strung together. And, in some ways, it’s for the best they don’t suspect.The idea is foreign to most non-autistic people, and would disturb some who might assume that the scripted nature of my talk indicates the entire interaction has been meaningless to me. Actually, I may have had a pleasant and comfortable experience, imagining that the other person understood what I meant, just as he or she imagined I couldn’t possibly find a “simple” question (“How was your day?”) confusing. I’ve always understood that people mostly talk out of habit and anxiety to be seen / heard, that not much is really accomplished through these rituals beyond the mysterious strengthening of social bonds.So I talk this way and when the “right” scripts are selected, the people around me feel heard, they feel secure and understood. The funny thing to me, is that they seem to perceive my speech as more authentic or more valid at these times when I’m scripting than at other times, when I’m working hard to do what comes naturally to NTs, generating sentences “from scratch”.
When I do this, even on a “good” communication day, it is hard work. When I am “really” talking, the speech is labored, full of long pauses, missing referents, backtracking and parenthetical thoughts. The very slowness of the process triggers both annoyance and suspicion in many people. There is a dangerous misconception that having to stop and think about something too often equals dishonesty. They are not used to having to painstakingly construct spoken language, so why should I find it so difficult unless I am busy “making things up”? They’ve seen me speak fluently, easily, sensibly. And they assume that was the “real” me, since it is closer to what they know about themselves.If not dishonesty, then the slowness of speech can be taken for nervousness. Just relax, someone might say. “Just be yourself” is a line I’ve heard a few times, ironically, just at the time I was doing that very thing.
Posted by Bev at 9:00 AM
Labels: , , ,
.
Por los pelos y mucho más
.

4 comentarios:

pilar dijo...

Es la primera vez que contacto contigo. Soy madre de un niño de 6 años diagnosticado como TGD "levísimo" según el neurólogo, supongo que queriendo no preocuparnos demasiado. Me ayudaría bastante si me puedes facilitar bibliografía en castellano de autores TGD que me ayuden a entender cómo son realmente (si es que se puede generalizar en algunos parámetros)y asimilar cómo funciona su mente de verdad.
Gracias, algunos artículos de tu blog me han ayudado y esperanzado en la evolución de mi querido hijo.

Eduardo Carbonell Cruz dijo...

Estimada Pilar:

Te recomiendo especialmente "El cerebro en acción" de A.R.Luria para entender cómo trabaja el cerebro. Para rehabilitación te recomiendo "La rehabilitación de la lectura, la escritura y el cálculo" de L.S.Tsvetkova.
"Pensamiento y lenguaje" de Vigotsky.
Puedes encontrarlos en Internet.
Los procesos psicológicos concretos de un niño con diagnóstico de TGD son especiales porque son de ese niño y no porque pertenezcan a un grupo clínico. La heterogeneidad de estos niños muestra a las claras lo muy distintos que son unos de otros. Lo importante es que Vd. sepa cómo es su hijo. Dos niños con idéntico diagnóstico, pueden no saber escribir al dictado, por muy distintas razones. Los libros que le recomiendo van a ayudarla a entender esa diversidad.
Te recomiendo que leas unas recomendaciones que hago en unos comentarios más abajo, en estos artículos sobre Asperger, donde puedes encontrar unas recomendaciones que son igual de válidas para niños con diagnóstico de autismo y s.Aspereger. Es a propósito de cómo informar a unos padres para que no les resulte una conmoción saber que su hijo tiene S. de Asperger.

Saludos cordiales.

anabel dijo...

Eduardo,
me apunto los títulos de los libros. Muchas gracias y abrazos desde Hamburgo.

Eduardo Carbonell Cruz dijo...

Hola Anabel:

Es la mejor inversión que vas a hacer en tu vida. Cuando llegue el momento oportuno y se defina con mayor nitidez la naturaleza básica de los problemas de Erick, estos textos te ayudarán a interpretar los signos que desvelen la causa básica y como diseñar la rehabilitación. Ya sabes que el fortalecimiento de los campos semánticos es un asunto crucial que ya puedes comenzar a abordar. Los efectos que la falta de formación de esos campos semánticos provocan pueden ser demoledores.

Saludos cordiales.