jueves, diciembre 15, 2005

Lectura, escritura y lenguaje ecolálico.


Hay niños diagnosticados como autistas que saben leer, escribir copiando y al dictado, tienen lenguaje ecolálico mientras que no saben producir una muestra de habla original y por lo tanto, tampoco pueden producir un escrito original, no saben redactar.
Como hemos dicho, la unidad básica del habla de algunos niños autistas, son las muestras de habla ajenas.
Un texto escrito es también una producción ajena, del que lo escribió. Si el niño sabe reconocer la forma gráfica visual de las letras impresas y transformarla en la serie de sonidos asociados a cada una de ellas mediante los procedimientos motores articulatorios de sus órganos de fonación podrá leer. También podrá escribir si la visión de las letras no está impedida por problemas de reconocimiento óptico u óptico-espacial y si los programas motores necesarios para que su mano trace los movimientos asociados funcionan adecuadamente. También puede copiar o escribir al dictado eligiendo las letras de un alfabeto recortado o pulsando la tecla de un ordenador o de una pantalla del ordenador (computadora) que reproduce un teclado de una máquina de escribir.
Aunque por sí solas la adquisición de estas dos habilidades, la de la lectura y la de escritura mediante copia y al dictado, no resuelven el problema de cómo puede el niño resolver su problema de incapacidad de generar lenguaje propio, oralmente o mediante la escritura, sí pueden convertirse en dos potentes herramientas auxiliares para, mediante ciertos artilugios, contribuir a la generación de lenguaje propio.
En un próximo artículo trataremos algunas cuestiones básicas para acelerar la formación del lenguaje generativo, no sólo como instrumento fundamental del habla sino como elemento regulador de la conducta voluntaria y consciente.
La imagen es tomada de www.albrightknox.org