miércoles, diciembre 26, 2007

No tenía trastorno autista ni déficit de atención: ¡¡ veía doble !! El caso de Raea Gragg.











As an infant, Raea Gragg was withdrawn and could not make eye contact. By preschool she needed to smell and squeeze every object she saw.
“She touched faces and would bring everything to mouth,” said her mother, Kara Gragg, of Lafayette, Calif. “She would go up to people, sniff them and touch their cheeks.”
Specialists conducted a battery of tests. The possible diagnoses mounted: autism spectrum disorder, neurofibromatosis, attention-deficit hyperactivity disorder, anxiety disorder. A behavioral pediatrician prescribed three drugs for attention deficit and depression. The only constant was that Raea, now 9, did anything she could to avoid reading and writing. Though she had already had two eye exams, finding her vision was 20/20, this year a school reading specialist suggested another. And this time the ophthalmologist did what no one else had: he put his finger on Raea’s nose and moved it in and out. Her eyes jumped all over the place.
Within minutes he had the diagnosis: convergence insufficiency, in which the patient sees double because the eyes cannot work together at close range. Experts estimate that 5 percent of school-age children have convergence insufficiency. They can suffer headaches, dizziness and nausea, which can lead to irritability, low self-esteem and inability to concentrate.
Doctors and teachers often attribute the behavior to attention disorders or seek other medical explanations. Mrs. Gragg said her pediatrician had never heard of convergence insufficiency.
Dr. David Granet, a professor of ophthalmology and pediatrics at the University of California, San Diego, said: “Everyone is familiar with A.D.H.D. and A.D.D., but not with eye problems, especially not with convergence insufficiency. But we don’t want to send kids for remedial reading and education efforts if they have an eye problem. This should be part of the protocol for eye doctors.”
In 2005, Dr. Granet studied 266 patients with convergence insufficiency. Nearly 10 percent also had diagnoses of attention deficit or hyperactivity — three times that of the general population. The reverse also proved true: examining the hospital records of 1,700 children with A.D.H.D., Dr. Granet and colleagues found that 16 percent also had convergence insufficiency, three times the normal rate.
“When five of the symptoms of A.D.H.D. overlap with C.I.,” he said, “how can you not step back and say, Wait a minute?”
Dr. Eric Borsting, an optometrist and professor at the Southern California College of Optometry who has also studied the links between vision and attention problems, agreed. “We know that kids with C.I. are more likely to have problems like loss of concentration when reading and trouble remembering what they read,” he said. “Doctors should look at it when there’s a history of poor school performance.”
Dr. Stuart Dankner, a pediatric ophthalmologist in Baltimore and an assistant clinical professor at Johns Hopkins, said that children should be tested for convergence difficulty, but cautioned that it was not the cause of most attention and reading problems.
Dr. Dankner recommended an overall assessment by a psychologist or education specialist. “An eye exam should be done as an adjunct,” he said, “because even if the child has convergence difficulty, they will usually also have other problems that need to be addressed.” Doctors recommend a dilated eye exam and a check of eye teaming and focusing skills. Testing includes using a pen or finger to test for the “near point of convergence,” as well as a phoropter, which uses lenses and prisms to test the eyes’ ability to work together.
There is no consensus on how to treat convergence insufficiency. Next spring, the National Eye Institute will announce the results of a $6 million randomized clinical trial measuring the benefits of vision therapy in a doctor’s office versus home-based therapy.
For Raea Gragg, the treatment was relatively simple. For nine months she wore special glasses that use prisms to help the eyes converge inward. She then had three months of vision therapy. She has just entered fourth grade and is reading at grade level.
“Raea didn’t know how to describe it because that’s all she’s ever known,” her mother said. “She felt like she had been telling us all along that she couldn’t see, but nobody listened.”





Traducción automática (Traductor de Google)*:

Como un bebé, Raea Gragg fue retirada y no pueden hacer contacto visual. Por lo que necesitaba para preescolar olor y exprimir cada uno de los objetos que ella vio.
"Ella enfrenta tocado y que aporte todo a la boca", dijo su madre, Kara Gragg, de Lafayette, California "Ella iría hasta a las personas, oler y tocar sus mejillas."
Los especialistas realizaron una batería de pruebas. El posible diagnóstico montado: trastorno del espectro autista, una neurofibromatosis, déficit de atención, hiperactividad, el trastorno de ansiedad. Un pediatra de comportamiento tres medicamentos prescritos por déficit de atención y la depresión. La única constante es que Raea, ahora 9, hizo todo lo que pudo para evitar la lectura y la escritura. Aunque ya había tenido dos exámenes de los ojos, la búsqueda de su visión fue 20/20, de este año de una escuela de especialistas propuso otra lectura. Y esta vez el oftalmólogo hizo lo que nadie más tiene: él puso su dedo en Raea la nariz y lo trasladó adentro y hacia fuera. Sus ojos saltaron por todo el lugar.
En cuestión de minutos tenía el diagnóstico: insuficiencia de convergencia, en el que el paciente ve doble, porque los ojos no pueden trabajar junto a corta distancia. Los expertos estiman que el 5 por ciento de los niños en edad escolar tienen insuficiencia de convergencia. Pueden sufrir dolores de cabeza, mareos y náuseas, lo que puede llevar a la irritabilidad, baja autoestima e incapacidad para concentrarse.
Los médicos y los maestros suelen atribuir a la conducta o trastornos de la atención médica buscar otras explicaciones. Sra Gragg dice que su pediatra nunca había oído hablar de la insuficiencia de convergencia.
Dr David Granet, profesor de oftalmología y pediatría en la Universidad de California, San Diego, dijo: "Todo el mundo está familiarizado con ADHD Y ADD, pero no con problemas de los ojos, sobre todo no con insuficiencia de convergencia. Pero no queremos enviar a los niños para la lectura y la educación correctivas esfuerzos si tienen un ojo problema. Esto debería ser parte del protocolo para los médicos de ojos. "
En 2005, el Dr Granet estudiaron 266 pacientes con insuficiencia de convergencia. Casi el 10 por ciento también tenía diagnóstico de déficit de atención o hiperactividad y tres veces la de la población general. La inversa también resultó cierto: el examen de los registros hospitalarios de 1700 los niños con ADHD, Dr Granet y colegas encontraron que 16 por ciento también había insuficiencia de convergencia, tres veces la tarifa normal.
"Cuando cinco de los síntomas de ADHD Superposición con CI ", dijo," ¿cómo puedes no paso atrás y decir: Espera un minuto? "
Dr Eric Borsting, un optometrista y profesor de la universidad de Southern California Optometría, que también ha estudiado los vínculos entre la visión y problemas de atención, de acuerdo. "Sabemos que los niños con CI Tienen más probabilidades de tener problemas como la pérdida de concentración en la lectura y problemas para recordar lo que leen ", dijo. "Los médicos deberían considerar la cuestión cuando hay una historia de mal rendimiento escolar."
Dr Stuart Dankner, un oftalmólogo pediátrico en Baltimore y un asistente clínico profesor de la Johns Hopkins, dice que los niños deben someterse a prueba para la convergencia dificultad, pero advirtió que no era la causa de la mayoría de los problemas de atención y de la lectura.
Dr Dankner recomendó una evaluación general por un psicólogo o especialista en educación. "Un examen de los ojos debe hacerse como un complemento," dijo, "porque incluso si el niño tiene dificultades de convergencia, que por lo general también tienen otros problemas que hay que abordar." Los médicos recomiendan un examen de dilatación de la pupila y un cheque de ojo Centrándose en equipo y habilidades. Testing incluye el uso de un bolígrafo o un dedo para realizar la prueba de la "cerca de punto de convergencia", así como un phoropter, que usa lentes y prismas a prueba ante los ojos la capacidad de trabajar juntos.
No hay consenso sobre la manera de tratar la insuficiencia de convergencia. La próxima primavera, la National Eye Institute anunciará los resultados de un $ 6 millones ensayo clínico aleatorio medición de los beneficios de la terapia de la visión de un médico de base en el hogar frente a la terapia.
Por Raea Gragg, el tratamiento es relativamente sencillo. Durante nueve meses se llevaban gafas especiales que utilizan prismas para ayudar a los ojos convergen hacia dentro. Luego tuvo tres meses de terapia de la visión. Ella acaba de entrar en cuarto grado y es lectura en el nivel de grado.
"Raea no sabía cómo describir, porque eso es todo ella es conocido jamás", dijo su madre. "Ella se sentía como ella había venido diciendo a lo largo de todos nosotros que no podía ver, pero nadie escucha."
.


Ver la noticia también en:






.
* La traducción automática es imperfecta, como saben, pero se entiende lo fundamental.