martes, noviembre 07, 2006

La prueba del espejo del Dr. Palomar-Petit.





Fotos 1, 2 y 3. Campo visual, conexión de las hemiretinas en las 6 capas del cuerpo geniculado, anatomía del sistema visual, defectos visuales en función del lugar de la lesión y ¿ gatito ?.
.
Hoy, navegando, he visto este artículo, que me ha parecido de lo más interesante y que transcribo por si les fuera de utilidad:
.
La prueba del espejo (autocampimetria especular)
.
Al profesor Casanovas, in memoriam.
.
Dr. F. Palomar-Petit.
.
En la sesión del 20 de marzo de 1962 de la Asociación de Oto-NeuroOftalmología, dedicamos al profesor Casanovas una comunicación titulada «Nota clínica previa: la prueba del espejo en las hemianopsias homónimas».
Hemos creído que, después de los 32 años transcurridos, debíamos divulgar y confirmar lo que ha representado dicha aportación clínica, teniendo en cuenta la discusión que siguió en la sesión tras su primera presentación y que inició el profesor Casanovas diciendo: «El método exploratorio del Dr. Palomar-Petit tiene la gran ventaja de su simplicidad. Naturalmente, como todos los métodos subjetivos, requiere una capacidad de observación suficiente por parte del sujeto. Con todo, le encontramos una característica muy favorable: la facilidad para mantener la fijación, por tratarse de una prueba binocular».Intervinieron también otros compañeros. El Dr. F. Isamat de la Riva resaltó que representaba «una prueba rápida y que había de beneficiar enormemente a los neurólogos y neurocirujanos en su práctica diaria». El Dr. A. Arruga recalcó: «Nos parece una interesante aportación por la posibilidad de efectuarla cualquier médico y su gran sencillez. Es importante que las pruebas de función visual se realicen en unas condiciones lo más naturales posible y cuando nos apartamos de éstas, cada vez es más probable que la respuesta no sea un fiel reflejo de lo que realmente ocurre en el campo visual...». El Dr. A. Subirana comentó que «la prueba del espejo era raro que no se le hubiese ocurrido antes a ningún investigador. El hecho de que en ella el enfermo permanezca con los dos ojos abiertos lleva consigo la no modificación del paciente...».
En aquella ocasión, agradecimos de todo corazón las intervenciones de todos los que realzaron nuestro modesto trabajo, que habíamos dedicado al profesor Casanovas, y que nos indujeron a proseguir dicho estudio para buscar otras aplicaciones y confirmar su utilidad.
.
En el año 1960, al explicarnos un paciente que no veía la máquina de afeitar frente al espejo en su lado derecho y comprobar en la exploración del campo visual una hemianopsia homónima derecha, nos dedicamos a investigar este hecho.Comprobamos que, fijando la mirada al centro de un espejo, la hemicara derecha se aprecia en la parte derecha y viceversa. Estudiamos, desde entonces, numerosos pacientes con hemianopsia homónima conocida y observamos que perdían la hemicara del lado hemianópsico en el espejo. Simplemente, el sujeto con una hemianopsia homónima completa no ve en el espejo el ojo del lado hemianopsico. Así nació nuestra simple prueba, que denominamos la «prueba del espejo» y posteriormente «autocampimetría especular».
.
La forma de proceder para realizar dicha prueba es la siguiente:
.
Se sitúa al paciente ante un espejo de mano o fijo colocado a 16,5 cm y se le solicita que mire a su entrecejo, sin mover ni desplazar la cabeza ni separar su vista de dicho punto (ya que de esta forma el paciente rige la posición de su mirada). Acto seguido, preguntamos al paciente:
a) si ve sus dos ojos, parte o sólo uno de ellos yb) si ve toda su cara o parte de ella.
.
Podremos observar que:
.
1. En caso de hemianopsia homónima derecha completa, el paciente ve sólo su ojo izquierdo.
2. En caso de hemianopsia homónima izquierda completa, el sujeto ve sólo su ojo derecho.
3. Si está respetada parte del área macular o toda, en caso de hemianopsia homónima, el paciente ve también parte de la porción nasal del ojo del lado de la hemianopsia.
4. En la cuadrantanopsia homónima superior, derecha o izquierda, el paciente ve su ojo izquierdo o derechoy la parte inferior de su ojo derecho o izquierdo.
5. En la cuadrantanopsia homónima inferior, derecha o izquierda, el paciente ve su ojo izquierdo o derecho y la parte superior de su ojo derecho o izquierdo.
6. En los casos de extinción de Bender o de hemianopsia homónima relativa de Thiebaud, se patentiza fácilmente con esta prueba, que es efectuada binocularmente (estimulación simultánea).En varios casos, no había sido detectado el fenómeno de extinción visual en el estudio del campo visual con otros métodos. Aparece más frecuentemente en pacientes con un proceso patológico en el lóbulo parietal.
7. En caso de hemianopsia homónima completa altitudinal superior o inferior, el paciente no ve la frente, las cejas y la parte superior de los ojos o la parte inferior de la cara, la boca, la nariz y la porción inferior de los ojos, respectivamente.
.
La ventaja de esta prueba simple binoculares que puede realizarse por todos los médicos en los pacientes conscientes y con un mínimo de capacidad de observación.Podemos confirmar que la prueba del espejo o autocampimetría especular es útil y valiosa en el quehacer médico cotidiano.
.
Bibliografía:
.
1. Palomar-Petit, F.: Nota clínica previa: la prueba del espejo en las hemianopsias homónimas. Anales de Medicina (Especialidades). 1962. XLVIII. 3:258-261.
2. Palomar-Petit, F.: Exploración del campo visual y estudio semiológico de sus alteraciones en los tumores intracraneales. Tesis Doctoral. Frontis, S.L. Barcelona. 1964.
3. Palomar-Collado, F.; Palomar-Petit, F.: Exploración y sintomatología oftalmoneurológica. Ediciones Palestra. Barcelona. 1965.
.
La dirección del original está en:

http://www.nexusediciones.com/np_ao_1994_4_4_009.htm