miércoles, abril 07, 2010

Prevalencia de los TEA en EE.UU y corrección articulatoria mediante electropalatógrafo

.

.

Introducción.
.
La lectura de los datos de un estudio no puede hacernos olvidar que los fenómenos están sujetos a cambios. Esos cambios se producen en el momento de la propia lectura y depende del lector, y de su particular bagaje teórico, que inevitablemente ha de darle un sesgo a la lectura. Esto no es ni malo ni bueno, sino un hecho inevitable. Por ejemplo, cuando lean más abajo los datos del epígrafe sobre factores de riesgo y características del autismo, pueden echar de menos que no haya ninguna referencia a la epilepsia, o a depresiones, a la emergencia de cualidades extraordinarias, o a cualquier otra característica que usted considere que sería conveniente que tuviera su reflejo en estos datos. Así que el lector siempre modifica lo que lee.
.
No menos importante es saber que todos esos datos son históricos, y corresponden por tanto a un tiempo, a un lugar y a una cultura. Bajo esa instantánea que recoge el estudio, se mueven poderosísimas fuerzas de todo tipo que también modificarán lo que ahora es así y que no habrá de serlo para siempre. Y quiero pensar y estoy seguro de ello, que esos cambios, serán a mejor. Una de esas fuerzas es el desarrollo tecnológico. Aquí les dejo un ejemplo. Es un instrumento que permite que el niño pueda exteriorizar y ver los puntos de contacto de la lengua con otros órganos articulatorios (paladar, alveolos, dientes, labios). Los niños tienen ahora una guía visual inmediata para su acción articulatoria. Esto tiene especial interés para aquellos fonemas cuya articulación escapa de la observación visual frente a un espejo y que debían explicarse mediante esquemas articulatorios plasmados en dibujos.
.
El desarrollo del lenguaje debe ser un objetivo universal preferente en el autismo. No es casualidad que les ponga este instrumento, pues el estudio sobre la articulación, para la emisión de un fonema o para el tránsito de uno a otro, ha de dar nuevos valores para la rehabilitación del aprendizaje de la lengua, especialmente para aquellos niños a los que no resulta suficiente poner en juego sus capacidades de control motor, aferente y eferente, y aplicar su propio control auditivo mediante la autoescucha, para lograr el dominio articulatorio.

Palatometer
.
En este enlace tienen información del instrumento, con demo (demostración) incluída: http://www.completespeech.com/ . Si exploran la página verán que hay que preparar un molde de plástico fino como el que se ve en la foto anterior, a partir de otro de los que se usan para ortodoncia, de la boca de cada niño, y luego situar en él un soporte con 124 sensores que al contacto con la lengua envían una señal a un programa informático asociado, revelando a los ojos del niño los lugares precisos que toca la lengua.
Aquí pueden ver un fragmento de la rehabilitación de la articulación de "sh": http://completespeech.blogspot.com/2009/12/speech-therapist-in-action-working-on.html
Ninguno de los dos niños de las demostraciones anteriores está diagnosticado de autismo. http://www.asha.org/

Apartado de industrias relacionadas con Articulación/Fonología : http://buyersguide.asha.org/results.php?category=Speech,%20Language,%20Swallowing%20Treatments&heading=1102051&category_id=1695

.
Estudio de Prevalencia de TEA en los EE.UU.

.
Se calcula que en los Estados Unidos, los TEA afectan a entre 1 de cada 80 y 1 de cada 240 niños, con un promedio de 1 de cada 110. [Leer el artículo (en inglés)]
Los TEA se presentan en todos los grupos raciales, étnicos y socioeconómicos, pero hay una probabilidad de 4 a 5 veces mayor de que afecten a niños que a niñas. Sin embargo, necesitamos más información sobre las poblaciones y regiones del mundo que han sido menos estudiadas. [Leer el artículo (en inglés)]
Si 4 millones de niños nacen en los Estados Unidos cada año, aproximadamente 26,670 de ellos recibirán en algún momento un diagnóstico de TEA. Si se considera que la tasa de prevalencia no ha variado en las últimas dos décadas, podemos calcular que alrededor de 560,000 personas de 0 a 21 años de edad tienen un TEA.
Estudios en Asia, Europa y Norteamérica han identificado a personas con TEA con una prevalencia aproximada de entre un 0.6% hasta alrededor del 1%. [Tabla de datos (en inglés)]

.
Aproximadamente el 13% de los niños tienen una discapacidad del desarrollo, que puede ir desde discapacidades leves como dificultades del habla y del lenguaje hasta graves discapacidades del desarrollo, como discapacidad intelectual, parálisis infantil y autismo. [Leer resumen (en inglés) ]
.
Factores de riesgo y características
.
Los estudios han mostrado que en los gemelos idénticos, si un niño tiene un TEA, el otro estará también afectado en un 60 a 96% de las veces. En los mellizos, si un niño tiene un TEA, el otro estará también afectado en un 0 a 24% de las veces. [1]
Para los padres de un niño con un TEA, hay una probabilidad de 2 a 8% de que tengan otro hijo afectado por este trastorno. [1]
Se calcula que alrededor del 10% de los niños con TEA tienen un trastorno genético, neurológico o metabólico identificable, como el síndrome del cromosoma X frágil o el síndrome de Down. A medida que aprendamos más sobre genética, es probable que aumente el número de niños con TEA y una alteración genética identificable. [Leer el resumen (en inglés) ] [Leer el resumen (en inglés) ]
.
Autismo y cociente intelectual
.
Un estudio publicado por los CDC en el 2009 encontró que del 30 al 51% (un promedio de 41%) de los niños con un TEA también tenían una discapacidad intelectual (coeficiente de inteligencia <=70). [Leer el artículo (en inglés)]
.
Tabla 2.-Cociente intelectual (CI) de los niños mayores de 8 años con un trastorno de espectro autista (TEA) para que los datos de pruebas psicométricas disponibles, * por lugar y sexo (IQ)-La puntuación de Autismo y Discapacidades del Desarrollo de Red de Monitoreo, 11 estados, Estados Unidos, 2006
.

Los estudios muestran que el 5% de las personas con TEA están afectadas por el síndrome del cromosoma X y que del 10 al 15% de las personas con este síndrome tienen rasgos autistas. [Leer el resumen (en inglés) ]
Entre el uno y el cuatro por ciento de las personas con TEA también tienen esclerosis tuberosa. [Leer el resumen (en inglés) ]
Cerca del 40% de los niños con TEA no hablan nada. Entre el 25 y el 30% de los niños con autismo dicen algunas palabras entre los 12 y 18 meses de edad y luego las pierden. Otros podrán hablar solo hasta que tengan más edad. [2]
.
Diagnóstico
.
La mediana de edad del diagnóstico más temprano de TEA es entre 4.5 y 5.5 años, pero del 51 al 91 por ciento de los niños con estos trastornos presentaban problemas de desarrollo preocupantes que fueron registrados antes de los tres años de edad. [Leer el artículo (en inglés)]
En los estudios se ha observado que alrededor de un tercio de los padres de niños con TEA notaron un problema antes de que el niño cumpliera su primer año y cerca del 80% vio problemas hacia los 24 meses de edad. [Leer el resumen (en inglés) ]
Las investigaciones han mostrado que un diagnóstico de autismo a los 2 años de edad puede ser fiable, válido e invariable. [1] A pesar de las evidencias de que los TEA a menudo se pueden identificar hacia los 18 meses, muchos niños no reciben un diagnóstico definitivo sino hasta que tienen más edad. [Leer el resumen (en inglés) ]
.
Costo económico
.
En estudios recientes se ha calculado que una persona con un TEA representa un costo de por vida de $3,2 millones. [Leer el resumen (en inglés) ]
Las personas con TEA tuvieron un promedio de gastos médicos que excedió entre $4.110 y $6.200 al año a los gastos de las personas sin estos trastornos. En promedio, los gastos médicos para personas con TEA fueron 4.1 a 6.2 veces mayores que en las personas sin estos trastornos. Las diferencias en la mediana de gastos oscilaron entre $2.240 y $3.360 al año, con una mediana de gastos mayor de 8.4 a 9.5 veces. [Leer el resumen (en inglés) ]
.
Referencias (en inglés)
.
Boyle C, Van Naarden Braun K, Yeargin-Allsopp M. The Prevalence and the Genetic Epidemiology of Developmental Disabilities. In: Genetics of Developmental Disabilities. Merlin Butler and John Meany eds. 2005.
Johnson, C.P. Early Clinical Characteristics of Children with Autism. In: Gupta, V.B. ed: Autistic Spectrum Disorders in Children. New York: Marcel Dekker, Inc., 2004:85-123.
.

Prevalence of Autism Spectrum Disorders-Autism and Developmental Disabilities Monitoring ... como discapacidad intelectual, parálisis infantil y autismo. ...www.cdc.gov/ncbddd/Spanish/autism/data.html