sábado, octubre 14, 2006

No deje jugar a su hijo con bolitas de mercurio.


Foto 1. Bolitas de mercurio.
Posiblemente Vd., igual que yo, alguna vez ha jugado en su niñez con bolitas de mercurio. El motivo de este artículo es prevenirle sobre los riesgos que surgen cuando esas bolitas acaban en el suelo de su casa. Así que esa es mi modesta contribución al asunto del mercurio, divulgar los riesgos de algo muy frecuente, que no sé hasta qué punto es de conocimiento general. Debo confesarles que hasta hace muy poco desconocía que ésto era peligroso y menos aún el cuidado que hay que tener en retirar el mercurio que cae al suelo.
Aquí les dejo un enlace de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los EE.UU http://www.epa.gov/mercury/faq-espanol.htm#9 , y otra sobre Toxicología del mercurio , del Dr. Santiago Español Cano, del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de las Minas de Almadén (Ciudad Real) España, la mina más importante del mundo y que funciona de modo ininterrumpido desde el tiempo de los romanos, http://www.gama-peru.org/jornada-hg/espanol.pdf . He seleccionado este artículo, del Dr. Santiago Español, porque a la seriedad científica de su contenido la acompaña una exposición muy didáctica.
Otro día daremos más datos e información sobre el mercurio y nos haremos eco de las opiniones de grupos que tienen criterios radicalmente distintos en asuntos relacionados directamente con la salud infantil.
* Tomada de la APMA de EE.UU.