martes, enero 03, 2006

1. Método de formación de oraciones con palabras desordenadas, escritas sobre tablillas.

1. Método de formación de oraciones con palabras desordenadas,escritas
sobre tablillas.

Se preparan tablitas de madera o de otro material, rectangulares, de igual ancho y grosor, y distintos largos, forradas con papel plástico blanco, sobre las que se puede escribir con rotulador de fácil borrado, y que el niño pueda manipular con facilidad.
Se escribe una palabra en cada tablilla formando una oración, luego se desordenan y, por último se le pide que ordene las tablillas para reconstruir la oración primitiva.
Normas generales:
Como en todo entrenamiento iremos de lo más sencillo a lo más complejo, actuando sobre las variables, incrementando progresivamente la cantidad de palabras de las oraciones, complicando la naturaleza y estructura, disminuyendo los apoyos previos...
Variables:
a) Que la oración forme parte, o no, de su lenguaje ecolálico.
b) Número de palabras.
c) Que se le muestre la oración ordenada, o no se le muestre, antes de desordenársela.
d) Que se le muestre y lea la oración ordenada, o no, antes de desordenársela.
e) Que sobren o no tablillas con palabras ajenas a la oración.
f) Que nos vea a nosotros ordenarla antes, o no.
g) Que nos vea a nosotros ordenarla y leerla en voz alta antes, o no.
h) Que repitamos o no, un ejercicio con la misma oración.
i) Complejidad de la estructura sintáctica.
j) Complejidad léxica.
k) Complejidad de las formas verbales.
(El aprendizaje previo de las declinaciones verbales de distintos verbos, como vocabulario pasivo, sirve ahora de ayuda para que el niño ordene bien los tiempos verbales compuestos)
l) Que las oraciones se hayan extraído de un texto leído previamente, o no.
m) Que usemos láminas temáticas o no.
n) Que entreguemos, además de tablillas escritas, tablillas en blanco.
l) Otras.
Unidad básica de la lengua seleccionada para el entrenamiento:
Podemos trabajar diversos aspectos de la lengua.
Puede servirnos de guía algún texto de enseñanza de español para extranjeros, si la lengua materna es el español, pues nos dará ya una selección de aspectos de la lengua que requieren entrenamiento especial.
Es necesario comprender que determinados niños autistas son extranjeros en su propio idioma, pues sus procesos de aprendizaje de la lengua no han cursado mediante los mecanismos normales, ni se han formado en los períodos críticos habituales , por lo que la enseñanza de la lengua, debe acercarse más a las técnicas de la enseñanza de un segundo idioma, que a las técnicas de la enseñanza del propio idioma, para un niño con retraso escolar.
Comprender esta idea fundamental hará más en favor de los niños con este trastorno del espectro autista que la aplicación de métodos alternativos que alejan a muchos niños del dominio de la lengua.
Eduardo CArbonell Cruz.