viernes, enero 06, 2006

Un curso de idioma español para extranjeros, como guía de la enseñanza del español.

"Es necesario comprender que determinados niños autistas son extranjeros en su propio idioma, pues sus procesos de aprendizaje de la lengua no han cursado mediante los mecanismos normales, ni se han formado en los períodos críticos habituales , por lo que la enseñanza de la lengua, debe acercarse más a las técnicas de la enseñanza de un segundo idioma, que a las técnicas de la enseñanza del propio idioma, para un niño con retraso escolar.

Comprender esta idea fundamental hará más en favor de los niños con este trastornos generalizados del desarrollo que la aplicación de métodos alternativos que alejan a muchos niños del dominio de la lengua."
Esta afirmación mía creo que requiere ser explicada más detalladamente. Tengo la íntima convicción que con la mejora de las técnicas de enseñanza del lenguaje, se reducirá el número de niños actualmente excluídos del dominio de la lengua.
La adquisición del lenguaje por los niños se ha convertido afortunadamente en objeto de investigación de numerosos lingüístas, e incluso, para la escuela generativa que lidera Noam Chomsky, el banco de prueba para medir las excelencias, o deméritos, de una teoría gramátical consiste, precisamente, en que pueda explicar las singularidades que presenta el habla de un niño pequeño, por los principios que fundamentan aquella.
Cualquiera que sea el modo de operar de esos principios, de lo que no cabe la menor duda es de la suma eficacia con que operan, por la rápida superación del niño en acomodar su habla al habla adulta. A los tres años la mayoría de los niños dominan suficientemente bien el lenguaje. Y apenas sin instrucción especialmente dirigida a resaltar las sutilidades del idioma.
Sin embargo, uno de los trastornos del espectro autista es, precisamente, no ser capaz de generar lenguaje creativo, de producir muestras de habla originales, de transformar el pensamiento en materia fónica, usando los códigos de la lengua.
Por lo tanto nosotros deberemos enseñarles las sutilidades del idioma mediante procedimientos dirigidos muy contrastados. Yo recomiendo, si el niño va a aprender el español, que se utilize algún método, de enseñanza de español para extranjeros. Quién no comprenda qué utilidad puede tener ésto, basta que coteje un texto escolar de lengua española con un texto de idioma español para extranjeros y si es audiovisual e interactivo, mucho mejor. Es frecuente que estos métodos tengan varios niveles: inicial, intermedio y superior. En la red hay muchos recursos para la enseñanza del español como segundo idioma.
Espero próximamente establecer links con una serie de páginas que os serán de utilidad, tanto de idiomas, como de TEA (Trastornos del Espectro Autista). Es una recomendación de una amiga mallorquina.
Eduardo Carbonell Cruz.